Las calderas son electrodomésticos fundamentales para mantener el confort en nuestro hogar. A pesar de eso, existe poco conocimiento en torno a su funcionamiento, a su uso correcto y al mantenimiento que requieren.

Esta desinformación te puede causar ciertos inconvenientes, como por ejemplo: averías, un funcionamiento erróneo y un consumo más elevado que obviamente afectará tu bolsillo.

Es por eso que hemos destinado esta sección para aclarar esas dudas que tanto tú como otros usuarios podáis tener. Ten la seguridad que te daremos la respuesta que estás buscando.

¿Es mejor apagar y encender la caldera o dejarla encendida?

Muchas personas se preguntan si apagar o dejar encendida la caldera mientras no están en casa. Algunos afirman que es mejor dejarla encendida, puesto que requerirá más energía para volver a enfriar el espacio.

Sin embargo, la respuesta varía dependiendo de la situación. Si vas a salir 1 o 2 horas no es recomendable apagarla. En este caso, volver a encenderla sí consumirá más. Por otra parte, si vas a trabajar 6 o 7 horas, la mejor opción es apagarla.

También es recomendable apagarla durante la noche si no vives en una zona que tenga temperaturas muy bajas en invierno. Solo tendrás que abrigarte muy bien. Lo que sí puedes hacer para no padecer por el cambio de temperatura al levantarte es programar el sistema para que empiece la climatización 15 minutos antes de despertarte.

En caso de que tu vivienda esté en un lugar con inviernos extremos, no es recomendable apagar la caldera. En este caso, el sistema requerirá más tiempo y la máxima potencia para volver a calentar la vivienda a partir de temperaturas muy bajas. En estas situaciones es mejor conservar un diferencial de pocos grados de temperatura.

¿Es conveniente apagar la caldera en vacaciones?

Si piensas salir de vacaciones, lo mejor es que apagues tu caldera o la programes en modo verano. También es recomendable que cierres la llave de paso del agua y el gas. Si tu sistema tiene radiadores, nuestro consejo es no cerrarlos a lo largo del verano o cuando estés de vacaciones. 

Recuerda que abrir y cerrar de forma constante el paso del agua a través de los radiadores puede producir averías de distinta clase en el dispositivo.

¿Es recomendable apagar la caldera durante el invierno?

No, no debes apagar tu caldera durante el invierno. Si sales de viaje en esta época del año y apagas tu caldera se pueden ocasionar daños graves, ya que el cambio de temperatura en el agua puede hacer que las tuberías se revienten. Evita apagarla, sobre todo, si la temperatura exterior es muy baja.

Lo bueno es que los modelos de calderas más actuales cuentan con dispositivos antihielo. Eso sí, para que se activen deben estar encendidos.

¿Cómo consume menos mi caldera de gas?

Hay distintas estrategias para disminuir el consumo de tu caldera de gas. Entre las más efectivas están:

  • Instala termostatos digitales. Gracias a estos dispositivos podrás programar las horas a las necesitas tener encendida tu calefacción, así como también la temperatura que prefieres. Hay modelos inteligentes que controlan la temperatura de la calefacción si sales de tu hogar y detectan cuando vas a llegar para empezar la climatización.
  • Activa la calefacción por estancias. Las áreas de tu hogar menos frecuentadas no requieren estar cálidas. Es mejor mantener a buena temperatura los lugares que más utilizas. Para ello, puedes instalar termostatos o pedir ayuda a nuestro servicio técnico.
  • Verifica que los radiadores no tienen aire. Si notas que hay aire atrapado, púrgalos. El aire dentro de los radiadores hace que tengas que subir más la temperatura y, por tanto, consumir más.
  • Selecciona una temperatura conveniente. Un grado más de temperatura provoca un 5 a 7% más de consumo. Elige una temperatura confortable, pero no excesiva. El IDAE aconseja estos rangos de temperatura: Durante el día, de 19°C a 21°C y de noche 15 °C  a 17 °C
  • Optimiza el aislamiento de tu vivienda. Esto evitará que tu vivienda se enfríe rápidamente al evitar la pérdida de calor. Puedes instalar paneles aislantes en techos y suelos, sustituir las ventanas por unas de doble acristalamiento o colocar burletes en las ventanas.
  • Utiliza cortinas térmicas o persianas. Realmente ayudan a retener el calor.

¿Es más económico apagar la caldera o bajarla?

La respuesta dependerá del tiempo que estés fuera de casa. Si vas a salir poco tiempo, una o dos horas, lo más recomendable es no apagarla. En este caso, la potencia que la caldera requerirá para volver a calentar tu hogar será mayor a la que gastará por un poco tiempo encendida a baja temperatura.

Por otra parte, si vas a ir a trabajar y estás gran parte del día fuera de tu hogar es mejor apagarla. También es recomendable que bajes la temperatura durante la noche. Si vives en un lugar con inviernos muy fríos puedes bajarla a unos 15 o 17ºC.

¿Para qué sirve flusostato caldera?

Este dispositivo también es conocido como fluxostato, flujostato o detector de flujo. Controla y mide el flujo de fluidos en sistemas de calefacción.

Funcionan gracias a un pistón magnético que se mueve para indicar los cambios en la cantidad del líquido que pasa a través de las tuberías. Este pistón se activa con ayuda de un resorte que vuelve a la posición inicial cuando no hay fluido en la tubería.

Su función es indicar a un grupo de presión o bomba que se apague o se encienda ante las demanda de presión, lo que garantiza que el nivel de presión sea estable.

En el momento en el que abres la llave de paso del agua, bajará la presión en las tuberías. El flusostato pone el sistema en marcha de manera automática y viceversa.

¿A cualquier caldera puedo ponerle un termostato?

Sí, todas las calderas admiten la instalación de termostatos. No obstante, es importante que estés al tanto que los de tipo modulante no son compatibles con todas las calderas. Esto se debe a que requieren una conexión especial.

Te aconsejamos buscar la ayuda de un especialista antes de adquirir un termostato modulante.

¿Cómo funcionan las calderas de gas?

El funcionamiento de una caldera de gas es relativamente sencillo. Utilizando un combustible, como el gas, calienta un fluido, por lo general agua. Después, lo envía hacia un sistema de tuberías que están instaladas en la casa.  

El proceso esencial se produce gracias a 2 elementos: El quemador que produce la combustión y el intercambiador. El quemador es el lugar donde tiene lugar la combustión. Al producirse este proceso, las llamas actúan sobre el intercambiador, lo calientan y ese calor se transmite al agua que circula en su interior.

La bomba de circulación hará el trabajo de distribuirla por todo el sistema instalado. A lo largo de su camino va pasando por los radiadores o al suelo radiante, llevando así el calor a la vivienda. Finalmente, el agua de la calefacción, que ya se ha enfriado, volverá a la caldera y estará lista para empezar el ciclo otra vez.

¿Cómo cerrar el paso de los radiadores a la caldera?

Cerrar el paso de los radiadores es muy sencillo. Solo debes girar en el mismo sentido que las agujas del reloj la manilla para cerrar la válvula. No requieres hacer más nada.

La llave de paso está situada junto a la conexión de la tubería de salida del agua. Cuando se hace girar la manilla, de forma automática se cierra la válvula de agua y se interrumpe el flujo que hace que entre agua caliente al radiador.

¿Cómo cargar de agua una caldera?

Todo depende del tipo de caldera que tengas instalada en tu hogar. 

  • Si es de tipo mixto, te recomendamos leer el manual de instrucciones de tu caldera. Así colocarás fácilmente la llave de llenado y podrás abrirla para llenar el sistema y estabilizar la presión del agua.
  • Si tienes una caldera solo para calefacción (ya tenga o no acumulador de A.C.S.), encontrarás la llave en la parte de afuera y abajo de la caldera. Abre la llave de llenado hasta que compruebes en el manómetro que la presión está sobre 1,5 bares de presión. Tan pronto llegue a ese valor debes volver a cerrar la llave por completo.

Al concluir esta tarea debes revisar que la pantalla de la caldera no indique ningún tipo de error.

¿Cómo encender la caldera?

Si quieres aprender a encender tu caldera de gas sin correr ningún riesgo, solo tienes que seguir los siguientes pasos:

  • Primero comprueba que el filtro esté limpio y conectado de forma correcta.
  • Revisa el termostato, debe estar en la parte más baja.
  • Revisa si la caldera está conectada.
  • Inspecciona que las tuberías del gas, la entrada y de salida del agua y verifica que están conectadas.
  • Abre la llave del gas.
  • Mueve el interruptor a la posición de encendido. Un momento después, los quemadores empezarán a encenderse de forma automática.
  • Después, observa el manómetro. Debe estar entre los 1,2 y 1,5 bares. Si la presión es muy elevada debes purgar los radiadores. Si la presión es muy baja, abre un poco la llave del agua para elevarla.

¿Cómo evacuar los líquidos de condensados caldera?

Las calderas de condensación tienen un desagüe para eliminar los condensados y trasladarlos hasta la red de aguas públicas. Estos desagües deben estar fabricados en materiales especiales para soportar la acidez de estos residuos generados en procesos de transformación del vapor en líquido.

Para que esta evacuación se produzca de forma conveniente puedes instalar una bomba de condensado. Estos dispositivos están diseñados para sacar esos excedentes y muchas veces reutilizarlos.

¿Cómo le saco el aire a una caldera?

Para sacar el aire de tu caldera debes purgar los radiadores. Es muy sencillo:

  • Debes realizar este procedimiento con la caldera apagada y los radiadores fríos
  • Comienza por el radiador más cercano a la caldera
  • Pon un recipiente bajo la llave para evitar derrames
  • Gira la válvula con un destornillador y verás que sale aire junto con algo de agua
  • Cuando el chorro sea continuo y sin aire cierra la llave
  • Repite la misma operación en cada uno de los radiadores
  • Revisa la presión de la caldera (1 – 1,5 bares) tras realizar el purgado de cada radiador para seguir con el siguiente. Verás que la presión baja. Para regularla, deberás meter agua en la caldera.

¿Cómo meter agua en la caldera?

Abre la llave de llenado de la calefacción que se sitúa en la parte inferior de la caldera. Esta apertura debes hacerla poco a poco y en el sentido contrario a las agujas del reloj. Una vez que la presión se sitúe entre 1 y 1,5 bares, puedes cerrar esta llave de llenado.

¿Cómo proteger contra heladas?

Para evitar la congelación del sistema de tuberías de tu caldera y que lleguen a reventar, debes tener en consideración algunos tips.

  • Forra las tuberías con coquilla. Este es un material aislante que las protege.
  • Si vas a salir mucho tiempo de tu vivienda, drena las tuberías. Así evacuarás toda el agua posible.
  • Instala un termostato de protección contra heladas. Los modelos más modernos ya lo incluyen.
  • Si tu calefacción no tiene los termostatos de protección, mantenla al mínimo durante los días más fríos.

¿Cómo conectar un termostato en una caldera junkers?

Las instrucciones para conectar un termostato en las calderas Junkers no son muy claras. Por eso, muchos usuarios se preguntan cómo hacerlo. Sigue estas indicaciones y lo conseguirás:

  • Primero desmonta la tapa donde están las conexiones.
  • Busca el puente los terminales LS LR
  • Conecta los dos cables del termostato sin dejarlos tensados. No importa el orden en el que los pongas.
  • Para finalizar solo aprieta los tornillos y listo.

¿Cómo conectar una caldera a distancia?

Llegar a casa y no poder disfrutar de la temperatura que te gusta no es agradable. Así que puedes intentar activarla a distancia para que cuando entres el ambiente sea el más confortable.

Lo bueno es que puedes hacerlo utilizando un termostato programable. Otra opción es instalando un termostato WIFI. Solo necesitas de una conexión de Internet en tu vivienda y un router. Además, debes instalar una aplicación en tu teléfono móvil, así podrás encender y apagar la calefacción a distancia.

Si necesitas orientación para instalar este tipo de termostatos puedes solicitar la ayuda de nuestros técnicos. Ellos te darán la asesoría que necesitas.

Controlar una caldera por domótica

La domótica es la mejor opción para elevar el confort de nuestro hogar y, a la vez, elevar la eficiencia energética de las calderas. Esto reducirá tus gastos y te ayudará a tener un ahorro mayor.

Con este tipo de sistema inteligente obtendrás mayor comodidad para ti y para tu familia. Las temperaturas de las habitaciones serán controladas por el sistema de climatización domótica de acuerdo a tus indicaciones.

Además, puedes gestionar las temperaturas de las distintas zonas de tu hogar, según el uso, apagarlas o encerderlas de manera automática, así como fijar distintas temperaturas a lo largo del día.

Definitivamente, esta es la solución que te proporcionará más ahorro y comodidad. Nosotros podemos ayudarte a incorporar la domótica en el uso de tu caldera, ya que somos expertos en este tipo de instalaciones.

Y si tienes más preguntas acerca de tu caldera, no dudes en contactarnos. Estaremos dispuestos a darte la orientación o los servicios que necesites para poner a punto tu caldera.

Trucos y consejos sobre calderas que no te puedes perder