Manómetro indicando presión de caldera por nopasomasfrio.es

Si el sistema de calefacción de tu vivienda se acciona a través de una caldera de gas o de gasoil, debes saber que el control de la presión es esencial para su correcto funcionamiento.

La revisión periódica de esta es una tarea obligatoria si quieres evitar futuras averías y gastos más elevados debido al consumo.

Puede que te estés preguntando para qué sirve la presión en una caldera. Obviamente, para calentar el agua una caldera tiene que tener este parámetro en sus niveles óptimos.

Si es demasiado elevada o demasiado baja, hará que el mecanismo se bloquee o se apague.

Para que no tengas problemas con tu sistema de calefacción te explicaremos todo lo que debes saber para mantener la presión de tu caldera bajo control.

A qué presión debo tener mi caldera

Si no sabes a qué presión tiene que estar la caldera, aquí te lo explicaremos con detalle. Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de la inspección son los rangos óptimos.

Revisar estos niveles es muy simple, puesto que las calderas cuentan con un manómetro que indica los valores de presión. Verás que el medidor tiene una zona verde que indica la medida correcta. Algunos manómetros también cuentan con áreas rojas para alertar sobre estados negativos de nivel.

Pero, ¿a cuántos bares tiene que estar la caldera para funcionar de manera eficiente? Para que el funcionamiento sea el adecuado deberá tener: 

  • Una presión de carga entre 1 y 1,5 bares cuando está apagada
  • De 1,5 a 2 bares cuando está encendida

Debes realizar la observación tanto en estado de reposo como en funcionamiento y vigilar los rangos aconsejados en cada momento. De lo contrario, se pueden generar distintas clases de averías.

Esta medida puede variar durante el día, a causa del uso que hagas de la caldera. Por eso, te recomendamos inspeccionarla cuando la bomba esté en frío.

Partes o piezas que intervienen en la presión de la caldera

Existen distintos tipos de calderas con estructuras variadas. No obstante, las que funcionan con altas presiones suelen estar acondicionadas con piezas de seguridad. Estas permiten un funcionamiento eficiente y libre de riesgos.

Es por eso que estas piezas deben ser supervisadas de manera continua por especialistas o expertos en este tipo de mecanismos. Entre estos elementos están:

  • El vaso de expansión: Es un depósito alargado y redondeado, fabricado con metal y que está cerrado herméticamente. Su parte interna está dividida con una membrana elástica impermeable. Una zona queda en contacto directo con el agua y la otra con aire o algún gas (puede ser nitrógeno).

¿Para qué sirve el vaso de expansión de una caldera?

Esta pieza es esencial para mantener la seguridad del dispositivo. Su función es controlar el aumento de la presión del agua que se genera en el circuito de ACS o calefacción cuando se eleva la temperatura. 

El agua caliente se dilata y presiona la membrana. Esto comprime el aire en la otra parte del recipiente. El aire asimila esa elevación de la presión y la estabiliza.

  • Las llaves de llenado: Estas están conectadas a la toma de agua y se encargan de cerrar o abrir el paso del agua al sistema. Si el agua entra de manera sostenida en la caldera, la presión aumentará cada vez más. Esto no se debe permitir, ya que si la válvula de seguridad o el vaso de expansión no funcionan bien podrían producirse averías. 

Acuérdate de cerrar la llave de llenado tan pronto haya cumplido su función. Si ves que a pesar de cerrar la llave de llenado la presión no disminuye, solicita la ayuda de personal cualificado.

  • La llave de sobrepresión o válvula de sobrepresión: Es una de las partes elementales para mantener la seguridad de tu caldera. Su función es controlar el exceso de presión. 

Cuando ocurre un aumento anormal de la presión interna, el muelle cede y el obturador de la válvula se abre. Así el vapor y el agua salen, disminuyendo este parámetro.

  • Los purgadores: Son dispositivos encargados de permitir la purga del aire. Pueden ser manuales o automáticos. Los puntos altos de los circuitos deben estar dotados de purgadores. En el sistema de calefacción con radiadores se suele acumular aire, esto obstaculiza la circulación uniforme del agua que calienta los radiadores.

Cómo purgar los radiadores de nuestra calefacción

Antes de purgar los radiadores de tu calefacción es necesario que inspecciones la presión. Si no sabes cómo comprobarla, no te preocupes. Solo debes observar el manómetro.

Llave para purgar radiadores por nopasomasfrio.es

Cómo purgar radiadores

Tiempo total: 15 minutos

Enciende la calefacción y espera hasta que los radiadores estén calientes.

Es necesario que aumente la presión para expulsar el aire acumulado.

Averigua qué radiadores requieren ser purgados.

Para esto, solo tienes que pasar la mano por la parte de arriba del radiador.
Si esta zona está más fría que la parte de abajo, esto indica que hay aire atrapado.
Así que tendrás que purgarlo.

Para purgar los radiadores primero apaga la calefacción para no quemarte.

Ahora no es necesario que este encendido, así que apaga la calefacción.

En la parte superior del radiador verás una pequeña válvula.

Busca la llave del radiador en el hueco cuadrado de la válvula y sujeta la llave con un paño. Antes, coloca un recipiente en el suelo por si sale algo de agua.

Seguidamente, gira con cuidado la llave del radiador en sentido opuesto a las agujas del reloj.

Si sale gas lo oirás salir.

Cuando todo el aire sea expulsado, verás que empieza a salir líquido.

Es ahí cuando tendrás que cerrar la válvula.

Finalmente, revisa la presión de la caldera (1 a 1,5 bares).

No olvides hacerlo antes de purgar el siguiente radiador, puesto que tras el purgado el nivel de este parámetro será menor.

Tools:

  • Destornillador de punta plana

Materials: Recipiente para recoger el agua

Cómo subir la presión de nuestra caldera

Si ves que tu caldera tiene la presión por debajo del límite aconsejado (de 1,0 a 2,0 bares), estos son los pasos para subirla

  • Lo primero que debes hacer es apagar la caldera, cerrar la llave de paso y esperar una hora.
  • Abre las válvulas del circuito de llenado. Lo primero es buscar en la parte inferior las dos válvulas o llaves del circuito de llenado. Debes abrirlas poco a poco en el sentido contrario al de las agujas del reloj. Esto hará que entre el agua fría en el sistema.
  • Verás cómo la presión empieza a elevarse. Tan pronto llegue al nivel indicado cierra la llave y vuelve a encender la caldera.
  • Si después de realizar este procedimiento la caldera no funciona correctamente y este valor vuelve a bajar es posible que exista una fuga. En esos casos para aumentar la presión de la caldera de gas deberás solicitar la ayuda de nuestro servicio técnico.

Problemas por tener alta la presión de la caldera

Si tu caldera está presentando niveles de presión superiores al rango normal debes buscar una solución, ya que se pueden generar distintas averías y problemas.

¿Por qué sube la presión de la caldera?

La presión puede subir por distintos motivos:
El vaso de expansión tiene la membrana picada.
La válvula de llenado ha quedado abierta.
El intercambiador de placas tiene los circuitos comunicados.
Existe una pérdida de la presión del nitrógeno.

¿Es normal que suba la presión de la caldera?

Sí, es normal que al poner en funcionamiento tu caldera suba un poco la presión. Lo importante es que se mantenga en el rango recomendado, tanto en frío como encendida.
En condiciones normales este parámetro puede elevarse con la calefacción desde los 1,8 hasta los 2 bares. Si alcanza los 3 bares, la válvula de seguridad se abrirá. Esto indicará que tienes algún problema y debes buscar la causa.

¿Por qué gotea la caldera?

Si tu caldera pierde agua puede ser a causa de valores de presión inadecuados. Cuando gotea, suele hacerlo por medio de la válvula de seguridad.
Si esto sucede, debes comprobar en el manómetro los valores recomendados.
Si ves que esta es elevada, probablemente sea debido a que el circuito de calefacción entre la caldera y los radiadores tenga aire acumulado.

¿Por qué no me baja la presión de la caldera?

Si ya has purgado los radiadores y has comprobado que no hay pérdidas de agua por la válvula de seguridad, es posible que exista alguna avería más compleja. En estos casos, debes recurrir a personal cualificado para que realice un examen profundo de todo el sistema.

Cómo bajar la presión de nuestra caldera

Si te preguntas cómo bajar la presión de la caldera hay varias acciones que puedes aplicar.

Si se presenta cuando la caldera está apagada:

  • Revisa si la llave de llenado está abierta. Ciérrala y comprueba si este valor está bajo.
  • Realiza la purgación de los radiadores.

Ya sabes cómo quitar presión a la caldera. Si no resultan efectivas estas técnicas puedes solicitar la ayuda de nuestros técnicos expertos. Ellos descubrirán el origen del problema y lo corregirán.

Problemas por tener baja la presión de la caldera

También puede suceder que la presión de tu caldera esté demasiado baja. Esto puede evitar que funcione correctamente o que se bloquee para proteger el sistema de daños más severos.

¿Por qué pierde presión una caldera?

Los motivos más comunes son la presencia de una fuga en el circuito o en la válvula de seguridad y la presencia de aire en el circuito.
También puede ser el resultado de una avería en el vaso de expansión.

¿Qué hacer cuando una caldera pierde presión?

Si el problema es causado por una fuga constante, la solución es localizarla y corregirla.
En la mayoría de los casos, la fuga está en llave de vaciado y su reparación es sencilla.
En caso de que exista aire dentro del circuito puedes purgar los radiadores.
Si crees que el daño es más complejo, lo mejor es que nos contactes.

¿Qué pasa si la caldera no tiene presión?

Si tu caldera tiene muy baja la presión es posible que genere ruidos cuando el agua pase por el circuito, así como también cuando circule en la bomba.
Si esta baja hasta los 0,5 bares se detendrá de forma automática para evitar riesgos.

¿A quién aviso si mi caldera pierde presión?

Si no sabes por qué está perdiendo presión tu caldera y esto no la deja cumplir su función de manera eficiente puedes contactar nuestra empresa.
Nosotros te ayudaremos a corregir la causa de la baja presión.
Nuestros técnicos son expertos que cuentan con la certificación necesaria para trabajar con este tipo de sistemas de calefacción.
Así que no dudes en avisarnos si quieres dejar la reparación y mantenimiento de tu caldera en las mejores manos.

Conoce más sobre calderas